Gobierno Regional lleva dotaciones de alimentos para las familias damnificadas

El Gobierno del Gran Chaco llegó con ayuda humanitaria a las comunidades afectadas por el desborde del río Pilcomayo y las inundaciones.

Fueron trasladadas unas 300 bolsas de alimentos hacia D´orbigny, Mora Nueva y zonas aledañas con el objetivo de contribuir a garantizar el sustento diario de las familias, que fueron evacuadas a los albergues temporales.

Las bolsas contienen víveres básicos como: arroz, fideo, azúcar, harina, hierba, avena y aceite que fueron trasladados en movilidades de la institución, hacia las comunidades afectadas, los mismos que servirán para alimentar a las familias que perdieron sus pertenencias y no cuentan con los suministros necesarios.

Rosalba Romero, coordinadora de la entrega de insumos, relató que trabajaron arduamente en la preparación de los víveres, de forma que la dotación sea rápida y oportuna, considerando que las prioridades y necesidades de las familias son de extrema urgencia.

Para ese fin, tomando en cuenta todas las recomendaciones de sanidad e inocuidad alimentaria, los productos a entregar están embazados desde fábrica, todos con fecha de consumo al día y con un plazo prudente de almacenamiento. Aparte cada paquete familiar está debidamente distribuido en una bolsa que facilitará la distribución.

“Se ha trabajo entre ayer (miércoles) y hoy (jueves) con la finalidad de preparar algunos paquetes de alimentos para entregar a los damnificados y paliar las necesidades básicas; así que todo el equipo elaboro y empaqueto los alimentos que serán entregados a las comunidades beneficiarias” relató.

Además, afirmó que el Gobierno Regional se preocupa para atender los sectores vulnerables. “La dotación es de 300 paquetes que serán entregados a las familias, así que este es él apoyó que se brinda, a través del ejecutivo regional, José Quecaña” concluyó.