José Quecaña: Programan última inspección del Hospital de 3er Nivel para su recepción definitiva

El proyecto hospital modelo de tercer nivel fue construido para proteger la vida e impulsar una verdadera revolución en salud, aproximando a la población de la región las atenciones que en la actualidad pueden lograr solo en las ciudades capital o en el país vecino de Argentina. La última inspección de esta obra fue programa por el gobernador regional, José Quecaña, para esta semana.

Según el último informe de la Secretaría de Obras Públicas y Energía, el proyecto cuenta con el 100% de avance físico; sin embargo, esta construcción fue entregada provisionalmente para su evaluación técnica. Superada esta etapa, luego de la próxima inspección, procederá la recepción definitiva para dar lugar al equipamiento y a la puesta en funcionamiento del nuevo nosocomio en el Gran Chaco.

El hospital de tercer nivel se construye en una superficie de 13.500 metros cuadrados, con un espacio de construcción de 5.400 m2 destinado al edificio. Está compuesto por cuatro plantas y una terraza, con ambientes para instalaciones destinadas a las áreas de servicios, atención de pacientes, salas de emergencias, cirugía, obstetricia, hospitalización de pacientes, entre otros ambientes de atención.

Entendidos en salud pública aseguraron que este hospital de tercer nivel tendrá cabida para más de 200 personas, siendo a la fecha la de mayor capacidad en el país considerando que las actuales de Santa Cruz, Tarija y otras capitales llegan a 150 camas. Así, se prevé que la segunda fase de equipamiento e implementación será ejecutada en concurrencia entre los niveles central y regional.

El equipamiento del hospital, de acuerdo José Quecaña, tendrá un costo de 160 millones de bolivianos, financiamiento que ya está asegurado, con lo que la propuesta del gobernador regional de iniciar la implementación del nuevo nosocomio en esta gestión estaría a un paso de concretarse. Proceso que será gradual, inicialmente con la instalación de consultorios, quirófanos y salas de emergencias.

El proyecto, según la Dirección de Salud, abarca una amplia gama de especialidades médicas que no están contempladas en el segundo nivel, entre ellas, cardiología, neumología, nefrología e inclusive cirugía cardiovascular; sin embargo, está presente el desafío de conseguir los recursos humanos convenientes, aspecto que está siendo trabajado en coordinación con el Ministerio de Salud.