Familias de la comunidad La Brecha 15 tendrán una vivienda digna y saludable

 

La Secretaría de Obras Públicas, la Federación de Campesinos y la Sub Central del Distrito 7 visitaron la comunidad Brecha 15, con el objetivo de viabilizar la construcción de viviendas en la zona.

Seis o siete familias que viven en el lugar, aún en forma precaria, podrán acceder al programa que es financiado por la Agencia Estatal de Vivienda (Aevivienda), con contraparte del Gobierno Regional y los beneficiarios que pondrán la mano de obra.

Lumber Gonzales, responsable de vivienda, informó que son las familias más necesitadas las que tienen prioridad en el programa; sin embargo, aclaró que es necesario cumplir algunos requisitos. De ese modo, aseguró que el proyecto será implementado principalmente para las personas que tengan la necesidad de mejorar sus condiciones de vida con una vivienda cómoda, confortable y saludable.

Don Basilio Utelio Acuña, vecino de la zona, explicó que la comunidad de Brecha 15 fue fundada el año 2010 y que en el 2012 recibieron su personería jurídica, lo que les habilitó para que la electricidad pueda llegar hasta el lugar donde viven y ahora ven con optimismo la posibilidad de acceder al programa que les permitirá contar con una vivienda propia.

Junto a don Basilio, otras seis o siete familias del lugar podrán ser los beneficiarios del programa que ejecuta la Agencia Estatal de Vivienda. “Ya nos visitó la Agencia, estamos viviendo por ahora en casitas de madera, muchas veces, llega la tormenta o hace demasiada calor y nos ocasiona mucho daño, esperamos realmente que esto se cumpla”, señaló saludando a la comisión.

Para acceder a una vivienda, el beneficiario tiene que contar con un terreno con papeles, a parte tiene que contar con recursos para pagar la mano de obra, puesto que la Aevivienda le entrega el material de construcción y le brinda asistencia técnica para el diseño y la ejecución de las obras.

Con esta contraparte, el beneficiario tendrá una vivienda propia por la que no tendrá que cancelar ni un centavo, puesto que el convenio establece que sólo es necesario la mano de obra, con la contratación de un albañil o en otros casos bajo la modalidad de autoconstrucción.