En El Palmar funciona un Centro Covid con muchas ventajas para los pacientes

En El Palmar, el nuevo hogar recreacional para el adulto mayor, por la emergencia sanitaria, fue habilitado para brindar servicios como un centro de aislamiento para casos sospechosos, positivos asintomáticos y pacientes recuperados del Covid-19 que esperan ser dados de alta hospitalaria.

El médico responsable, Reynaldo Montero, explicó que el centro cuenta con muchas ventajas y comodidades para los pacientes que están internados; disponen de habitaciones personales con baño privado, ventilación y oxígeno, entre otros servicios que hacen más llevadera su estadía.

“Este centro de aislamiento institucional es de tipo II y tipo III, en este momento atendemos pacientes sospechosos de Covid-19 que fueron referenciados desde el hospital Rubén Zelaya, del algún centro de salud o de la Brigada de Acción Rápida, que en ocasiones llegan con los resultados de la prueba PCR y en otros con síntomas para que solicitemos la toma de muestra”, acotó el médico.

En este centro, luego de verificar los resultados se define el lugar donde el paciente puede seguir el tratamiento. Una mayoría de ellos son trasladados al hospital Fray Quebracho y, en situaciones excepcionales, si el paciente tiene las condiciones necesaria siguen su tratamiento en su domicilio.

Este centro recibe también a los pacientes que ya superaron la etapa crítica de la enfermedad y están en recuperación hasta que las pruebas puedan dar negativo. Aquí el tratamiento continua, con pruebas periódicas de cada siete días, hasta que cumplan los criterios de alta hospitalaria.

Asimismo, informó que tienen un equipo de salud conformado por médicos, enfermeras, auxiliares, servicios generales y seguridad, que trabajan organizados en ocho grupos para cumplir con turnos de 12 horas, de forma que la atención y el seguimiento de los pacientes sea en forma ininterrumpida.

A ello se agrega que reciben la alimentación necesaria para acompañar su tratamiento. Tienen diariamente el desayuno, almuerzo, cena y una contra-cena, necesarias para reforzar sus defensas.